ORDENANZA N° 2341

 

FUNDAMENTOS:

 

Francisco Bousson nació en 1931 en Rombas (Francia) un pequeño pueblo de Lorena, esa hermosa y emblemática provincia disputada desde siempre por franceses y alemanes por sus características, potencial y significado patriótico. Rombas, era un ejemplo típico, florecía la minería y sus altos hornos, proveían a la fabricación de rieles para la industria ferroviaria.

Su padre fue un obrero de esa industria y su madre una de esas mujeres europeas que encontraban suficiente satisfacción en el cuidado y atención de una familia numerosa. Ocho hermanos conformaban la de Francisco.

Transcurría su infancia cuando la familia se trasladó a la cercana Lile, una ciudad cosmopolita que marcó al niño y dio paso al adolescente. Allí se educó y formó y consolidó una vocación que manifiesta haber tenido desde siempre.

La tragedia de la guerra tiene contornos nítidos en la memoria de nuestro Párroco, significó el desarraigo, la diáspora familiar, el adiós a la abuela, la huida al sur el no más a la referencia cotidiana, la marcha a lo desconocido.

A los 20 años cumplió con el servicio militar obligatorio. Fue paracaidista en la Legión Extranjera en Argelia. Y terminó su servicio en Paris.

Ingresó al Seminario en la Capital Francesa y se Ordenó en 1958 en la Catedral de Notre Dame.

La decisión de sus superiores lo envió en 1969 a la lejana e ignota Argentina. Permanece durante cinco años en Corrientes y seis en Mercedes.

En Octubre de 1980 es designado Párroco de Curuzú Cuatiá y se quedó entre nosotros y fue parte esencial de la comunidad cristiana y de nuestro entorno social. 

Esta es una muy apretada síntesis de vida de un hombre que se dedicó a servir a los demás y que durante veintiséis años su dedicación perteneció a nuestra ciudad y a nuestra gente.

Francisco Bousson muy pronto regresará a su patria, aceptando un merecido descanso pastoral y el retorno a los lugares y a los seres más queridos.

Regresa a Lile, donde será sacerdote auxiliar.

 

Francisco Bousson merece el reconocimiento y el agradecimiento curuzucuateño.

                        Es pertinente que el reconocimiento sea público y notorio.

Por ello

 

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE CURUZU CUATIA

SANCIONA CON FUERZA DE

ORDENANZA

 

Art. 1° -  DECLARAR    AL   R.   P.     FRANCISCO     BOUSSON   “CIUDADANO  DISTINGUIDO”   DE  CURUZU CUATIA.

 

Art. 2° - ENTREGAR  al  Padre Bousson una copia de la presente. 

 

Art. 3° - COMUNIQUESE al D.E., publíquese, regístrese y archívese.-

 

SALA DE SESIONES DEL H.C.D., 30 de MARZO DE 2006.-

 

CURUZU CUATIA,  CORRIENTES